viernes, 13 de noviembre de 2015

Palencia pierde a sus jóvenes y el PP sólo trae a sus candidatos

La despoblación es uno de los mayores problemas de nuestra provincia, cuya solución requiere una coordinación de políticas generales y medidas sectoriales que nos permitan aprovechar nuestros recursos humanos y materiales para hacernos protagonistas de nuestro propio desarrollo.
Sin duda, los palentinos podremos liderar nuestro propio crecimiento si logramos retener el talento y la capacidad de emprendimiento de nuestros jóvenes, si aprovechamos las oportunidades que nos ofrece nuestro territorio y si contamos con unas infraestructuras y servicios adecuados que frenen la emigración. El PSOE confía en los palentinos como motor de su propio cambio.
No necesitamos aterrizajes de candidatos que sólo contemplan Palencia como acomodo en una lista, que no conocen nuestras necesidades y ni siquiera les preocupan. Utilizada la plataforma para su elección, con suerte volverán alguna vez de visita.
Cada palentino que se va es una apuesta menos para el futuro
Durante los años de más dinamismo demográfico en España, Palencia ha seguido perdiendo población, una dinámica que la convierte en una de las provincias que más habitantes ha perdido en el presente siglo en términos relativos. Las proyecciones del INE a corto plazo prevén pérdidas crecientes y sostenidas de población durante la próxima década tanto en Palencia como en Castilla y León.
PALENCIA/ POBLACIÓN
EVOLUCIÓN DE LA POBLACIÓN DE PALENCIA, EN RELACIÓN 
CON LA POBLACIÓN ESPAÑOLA Y LA DE CASTILLA Y LEÓN 2000-2014. Indice: 2000= 100
La pérdida de población tiene graves consecuencias sociales para el conjunto de la sociedad palentina, y se traduce además en términos de financiación autonómica y en dificultades de acceso a los servicios. El envejecimiento progresivo que implica, por la emigración de los jóvenes afecta a los equilibrios entre población activa y población dependiente y a la propia balanza fiscal.

La baja densidad poblacional y la dispersión por la geografía provincial crean además problemas en equipamientos sanitarios, educativos, asistenciales y culturales, que se distribuyen por ratios de número de habitantes, lo que en Palencia supone mayores dificultades para sus habitantes de beneficiarse de estos servicios básicos. El círculo vicioso cada vez se estrecha más: perdemos población, que provoca una pérdida de servicios y, en consecuencia, más pérdida de población al buscar mejores condiciones de vida. Y así, ¿hasta cuándo?

La demografía no sólo sirve a la estadística, sino que también sirve de diagnóstico. Y en Palencia ese análisis refleja que la ciudadanía suspende las políticas del conjunto de las Administraciones.

Todas las políticas que no  sirvan para garantizar a los jóvenes el derecho a vivir y trabajar en su propia tierra, reconocido en el Estatuto de Autonomía, deben desecharse.

Hacen falta más políticas de verdad, menos recortes y, sobre todo, menos políticas de papel y menos autobombo de las instituciones, que tienen que pedir perdón a la ciudadanía a la vista de estos datos.

Mantener a nuestra gente para construir con nuestra gente

Los socialistas concebimos la despoblación como un tema transversal que debe orientar todas las políticas y todos los programas, como punto clave en una verdadera ordenación territorial, pero además planteamos propuestas y asumimos compromisos: 
·       Recuperación de una política de Estado de Desarrollo Rural.
·      Derogación de la reforma local y refuerzo de la capacidad jurídica y económica de los Ayuntamientos y sus agrupaciones voluntarias para desarrollar políticas de dinamización económica, fijación y atracción de población.
·    Recuperación de la capacidad de la Ley de Dependencia para prestar servicios a las personas en situación de dependencia y sus familias y para crear empleo con derechos en el sector.
·    Incorporación de prioridades y objetivos demográficos a las políticas de asignación de fondos estructurales y de inversión europeos.
Como palentinos, queremos a nuestra tierra y creemos en ella; confiamos en nuestra gente y contamos con ella.

5 comentarios:

  1. Como no nos demos prisa, cuando nos queramos dar cuenta, en nuestra tierra solo van a quedar jubilados. Es urgente un cambio de políticas públicas de todas las administraciones para frenar este éxodo, sobre todo y principalmente en el mundo rural. Espero que os lo toméis en serio, y no sean solo palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso estamos y te aseguro que nos lo tomamos muy en serio

      Eliminar
  2. A ver si es verdad. Falta hace que vuelvan todos, pero sobre todo, que no se tengan que marchar más

    ResponderEliminar
  3. Para ello, José, hay que impulsar políticas en el territorio, apostando por una reindustrialización aprovechando nuestros recursos, potenciando la investigación e innovación para que las iniciativas empresariales tengan futuro y garantizando los servicios públicos, para que los palentinos y palentinas no marchen para buscar otra provincia donde estén mejor atendidos

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar